¿Dónde se ubica esta joya arquitectónica?

La Universidad de Sevilla es una institución que atesora un patrimonio monumental y artístico de incalculable valor. Algunas de las obras son fácilmente reconocidas por su comunidad universitaria y por la sociedad en general, pero existen otras más desconocidas y no por ello menos bellas. En este espacio, Revista US enseña el vestíbulo del Pabellón de Brasil, cuyo suelo es el original que se instaló para la Exposición Iberoamericana de 1929.

El Pabellón de Brasil fue construido para la Exposición Iberoamericana en 1928, por Pedro Paulo Bernades Vastos, con una idea de proyecto de exaltación de un estilo nacional, basado en el capítulo más significativo de la arquitectura del país, el barroco brasileño.

La mayor parte del coste de ornamentación del edificio se destinó a carpintería en ricas maderas brasileñas. De este modo, en el suelo del vestíbulo se aprecia varios diseños de mosaicos de maderas de distintos colores, procedencias y tipos. Estos mosaicos se realizaron mediante la técnica del machihembrado.

El edificio ha sufrido desde su construcción múltiples reformas y actualmente conserva escasos elementos originales hasta tal punto que parece un edificio distinto. No obstante, el suelo del vestíbulo ha sido respetado en los distintos procesos de restauración a los que ha sido sometido el edificio para adaptarlo a sus diferentes usos.

Durante el proceso de restauración del edificio para adaptarlo a sede universitaria se realizaron en el suelo del vestíbulo trabajos de reparación, limpieza y barnizado del parqué original, respetando, al igual que en las múltiples restauraciones anteriores, el suelo de 1929.

El vestíbulo tiene una superficie de 324 metros cuadrados construidos y 294 metros cuadrados útiles y actualmente es la primera imagen que ve un ciudadano cuando entra en el Pabellón de Brasil, donde se alojan los vicerrectorados de Estudiantes, Investigación y Transferencia del Conocimiento y la Dirección General de Espacio Universitario.

Fuentes: El Pabellón de Brasil de la Exposición Iberoamericana (1929-1999), Amparo Graciani.
Memoria de proyecto de ejecución de reforma y rehabilitación del Pabellón de Brasil, US.

De la Expo a la US
El Pabellón de Brasil fue donado al Ayuntamiento de Sevilla al finalizar la Exposición Iberoamericana de 1929 como escuela de párvulos; modificado radicalmente en 1935 para cuartel de sanidad. Posteriormente, fue cuartel de Falange, escuela de arquitectura e incluso se convirtió en refugio.
El último uso que tuvo fue cuartel de la Policía Municipal de Sevilla y en 1999 el Ayuntamiento de Sevilla lo cedió a la Universidad de Sevilla con el compromiso de que la institución universitaria acometiera las obras necesarias para su adaptación.